Este rarísimo fenómeno llamado "hematohidrosis", se produce sólo en momentos de gran ansieda, estrés y debilidad física. En esas condiciones, los vasos sanguíneos pueden contraerse y dilatarse hasta el punto de ruptura, de forma que se producen hemorragias en la capa de la epidrmis más próxima a las glándulas sudoríparas. Así la sangre se mezcla con el sudor y brota por la piel.

Anuncios