El control del estado chino sobre los medios de comunicación alcanza internet, única posible ventana a la libertad de expresión. Sin embargo, varios buscadores y portales, Google, Microsoft y Yahoo, aceptaron someter sus contenidos a la censura del gobierno para no perder mercado.

La consecuencia es que los usuarios chinos acceden a una versión restringida de Google en la que, por ejemplo, no existe la expresión "derechos humanos" y si se busca "Tiananmén" no aparece ninguna referencia a la matanza de estudiantes del 1989. 

Google China

Google España

Vía PaNeDu 

Anuncios