En Nueva Delhi se arrojan cada día 220 millones de litros de aguas negras y desechos industriales al río Yamuna. Y es que aún, a día de hoy, el acceso al agua potable es un problema de primer orden en este país de los monzones. Las aguas contaminadas hacen extender más aún la diarrea bacteriana y la fiebre tifoidea.

Anuncios