Ni os imagináis que susto al regresar de mis mini-vacaciones, entrar en mi blog, y no ver nada, de nada. Todo borrado. Al parecer hubo unos problemas con el servidor de wordpress.com y la base de datos estuvo perdida durante 48 horas, pero afortunadamente tenían cópias de seguridad y lo restauraron todo rápidamente.

He aprovechado para actualizar mi theme, ahora uso el Regulus 2.1.1, que me permite modificar el banner superior, y ahora ya tengo un blog mucho más "místico".

Anuncios