Los madrugones para ir al trabajo no gustan a nadie. Gustan menos los Lunes, que después del fin de semana levantándote a la hora que te da la gana, se hace aún más pesado que te suene el despertador…Anemona

Pues imaginaos de que además del esfuerzo enorme que supone estirar el brazo para alcanzar al botón del "cállate ya de una vez" nos encontremos con que el despertador, en este caso el Anemona, salga corriendo, empiece a retumbar y a vibrar cuando lo cojamos, de forma que nos sea un tanto difícil dar con el botón de apagado.

¿Cúal de todas estos botoncitos es el mágico?

Sí quieres saber más sobre despertadores molestos en Olganza encontrarás una extensa lista.

Anuncios