¿Sabéis cuál es la multinacional más presente en el mundo, qué bebida se vende en los sitios donde no tienen agua potable, quien participó en financiar la campaña electoral de Bush, quién pagó el desfile militar de los soldados estadounidenses que invadió Irak en la guerra del Golfo, qué empresa está considerada entre las 10 peores del mundo por sus prácticas criminales, contaminación y engaño a la opinión pública, qué bebida a provocado a muchas personas diabetes y adicción? La Coca Cola.

Lo que ocurre es que no se puede fabricar igual, a no ser que uno disponga de unos 10 billones de dólares para competir con la Coca Cola. La fórmula de la Pepsi tiene una diferencia básica con la de la Coca Cola y es intencional, para evitar el proceso judicial. No es diferente porque no pudieron hacerla igual. Es a propósito, pero suficientemente parecida como para atraer los consumidores de la Coca Cola que prefieren un gusto diferente con menos sal y azúcar.

La fórmula: Concentrado de azúcar quemada –caramelo– para dar color oscuro y gusto, ácido fosfórico (sabor ácido), azúcar (jarabe de maíz de alta fructosa), extracto de hojas de la planta de Coca (África e India), aromatizantes naturales de otras plantas, cafeína, conservante que puede ser benzoato de sodio o de potasio, dióxido de carbono en cantidad para freír la lengua cuando se bebe, sal para dar la sensación de refrigeración.

El uso del ácido fosfórico y no del ácido cítrico como todas las demás gaseosas, es para dar la sensación de dientes y boca limpia al beber. El ácido fosfórico literalmente fríe todo y en cantidad puede hasta causar daños al esmalte de los dientes, cosa que el ácido cítrico ataca con mucho menos violencia.

Está prohibido usar el ácido fosfórico en cualquier otra gaseosa; sólo la Coca Cola tiene permiso.

Vía Menéame.

Anuncios