Un estudio científico revela que la capacidad que una persona mayor tenga para completar un paseo de 400 metros, y el tiempo que tarde en ello, es un estupendo vaticinador de la calidad de vida para los seis años siguientes.

Si puedes caminar 400 metros, en teoría te quedan al menos seis años más de vida y cuanto más rápido lo hagas, más años podrías vivir.

A pesar de que caminar no es garantía de salud o longevidad un nuevo estudio ha descubierto que la habilidad de las personas mayores para caminar 400 metros es un “determinante importante” para saber si seguirán vivos seis años después y para conocer el nivel de enfermedad y discapacidad a la que se enfrentarán.

Vía Live Science (en inglés).

Anuncios