Guía para no caer en el endeudamiento:

Tarjetas de crédito. Suelen cobrar intereses muy altos, hasta un 18%. Se recomienda agotar antes la vía delpréstamo personal del banco (en torno al 5% o el 6%).

Hipotecas. Buscar y comparar mucho. Del 3,25 al 4,5% hay un gran salto. No contratar al límite de las posibilidades, mejor no destinar más del 30% de los ingresos a la compra de vivienda. Y tener en cuenta que en muchas hipotecas a 50 años, se puede uno tirar 25 años pagando sólo intereses. No hay que fijarse sólo en la cuota, también en el precio final.

Créditos rápidos. Valorar su necesidad, tienen tipos muy altos. Algunos llegan incluso al 25,6%. Pueden suponer pagar un 33% más del importe contratado.

Reunificaciones de deudas. Se paga una sola cuota. Pero es una forma de convertir deudas a corto plazo en deudas a largo. Es preciso tener en cuenta que pueden suponer costes de tramitación, formalización y cancelación. Los gastos de algunas empresas de refinanciación a veces son superiores a los 3.000 euros.

Planificar ingresos y gastos. Contar con las vacaciones, las navidades, los seguros, las matrículas y con los imprevistos: averías, dentista…

Vía El País.

Anuncios