Deudas: Vive sin ellas

Guía para no caer en el endeudamiento:

Tarjetas de crédito. Suelen cobrar intereses muy altos, hasta un 18%. Se recomienda agotar antes la vía delpréstamo personal del banco (en torno al 5% o el 6%).

Hipotecas. Buscar y comparar mucho. Del 3,25 al 4,5% hay un gran salto. No contratar al límite de las posibilidades, mejor no destinar más del 30% de los ingresos a la compra de vivienda. Y tener en cuenta que en muchas hipotecas a 50 años, se puede uno tirar 25 años pagando sólo intereses. No hay que fijarse sólo en la cuota, también en el precio final.

Créditos rápidos. Valorar su necesidad, tienen tipos muy altos. Algunos llegan incluso al 25,6%. Pueden suponer pagar un 33% más del importe contratado.

Reunificaciones de deudas. Se paga una sola cuota. Pero es una forma de convertir deudas a corto plazo en deudas a largo. Es preciso tener en cuenta que pueden suponer costes de tramitación, formalización y cancelación. Los gastos de algunas empresas de refinanciación a veces son superiores a los 3.000 euros.

Planificar ingresos y gastos. Contar con las vacaciones, las navidades, los seguros, las matrículas y con los imprevistos: averías, dentista…

Vía El País.

Esta entrada fue publicada en Estadísticas, Información, Noticias, Utilidades. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Deudas: Vive sin ellas

  1. Dammy dijo:

    Muy buena guía, yo hago uso todo lo que puedo de ellas, pero vaya, que de pobre no salgo, la última, Iberdrola ha estado 6 meses (precisamente todo el invierno) sin pasarse por casa y ahora tengo que pagar más de 400€ de luz… ¡Argh!

    Un blogbesico.

  2. unjubilado dijo:

    Tarjetas: Solo uso una y sin créditos, pago al contado.
    Hipotecas: Yo de eso no fumo, solo ducados.
    Créditos rápidos: Son tan rápidos que cuando quiero decir si, ya se me ha cortado la comunicación.
    Reunificación de deudas: Pues si tengo que invitar a una comida a todos los que debo, no cabemos en la plaza de toros.
    Planificar ingresos y gastos: Yo les paso la plancha, pero mi mujer los ventila y salen unas crestas…
    Ahora en serio, tienes razón en todo lo que dices pero a veces esos imprevistos con mayúsculas hacen que nuestra economía se vaya al garete; y precisamente has puesto una palabra clave; DENTISTA estamos los dos visitando al mismo profesional y seguro que con nuestros honorarios cubre todos sus imprevistos por cinco años; las averías las suelo reparar yo pero con los dientes todavía no me he metido.
    Besitos sin muelas.

  3. mistica dijo:

    Dammy: Qué putadita…
    Jubilado: Es que la cosa está en que siempre tienes que tener un “abultado rinconcito” para esas cosas que surgen por sopresa, dentista, reparación del coche, seguros, enfermedades(Diós no quiera)…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s