Uri Geller con las manos en la masa, doblando una cuchara con trucos y distracciones. La dobla con las dos manos a pura fuerza bruta justo en el momento en que se levanta de la mesa.

Anuncios