La Policía china ha descubierto que en una antigua fábrica de explotación de ganado se almacenaban más de 30 cadáveres.Sospechan que son los cuerpos de presos fallecidos.

La piel se utiliza para extraer colágeno con el que se fabrican cremas de belleza para ocultar  arrugas o rellenar labios.

El macabro hallazgo se produjo tras la denuncia de los vecinos de Xiaogushan, un pequeño pueblo de la provincia de Liaoning, que sospechaban que en la fábrica se escondía una red de narcotraficantes.

Tras el registro, hallaron más de 30 cadávares alineados.

La empresa, de capital extranjero y denominada Dandong Science & Art Technology, se encargaba del tratamiento de los cadáveres con fines médicos y científicos, según publica ABC.

No es la primera vez que firmas de cosméticos chinas han sido acusadas de utilizar la piel de los fallecidos para obtener de su piel el colágeno necesario con el que luego se elaboran cremas para ocultar las arrugas o para rellenar labios.

De las 2.148 ejecuciones de presos detectados por Amnistía Internacional el año pasado, 1.770 correspondían a China.

Los hospitales y los militares corruptos traficaban antes con los órganos de los prisioneros ejecutados, pero ahora también negocian con la piel de estos cadáveres.

Muchos médicos han advertido de la peligrosidad de esta práctica ya que existe un alto riesgo de infecciones porque los virus permanecen bastante tiempo en la piel de los fallecidos.

Vía 20minutos.

Anuncios