La población penitenciaria es de 63.211 personas: 14. 179 están en prisión preventiva.

Por cada 100.000 ciudadanos hay 146 presos, la tasa más alta de la Unión Europea.

El Gobierno prevé la construcción de 15 nuevas prisiones.

El número de población reclusa casi se ha multiplicado por dos desde 1990, cuando las cárceles españolas albergaban 33.035 personas.

Actualmente esa cifra es de 63.211, de los que 14.179 están en prisión preventiva. De ellos, un total de 4.960  son mujeres.

Sólo en los dos últimos años la población penal ha crecido en 4.000 personas, poniendo al límite la capacidad de los centros.

España ha conseguido así situarse como el país de la Unión Europea con la tasa más alta de encarcelados.

Por cada 100.000 habitantes hay 146 presos, mientras que en el Reino Unido, el segundo país de la UE con más reclusos, hay 140.

El Gobierno se ha visto obligado a poner en marcha un plan de construcción de 15 nuevas cárceles, aunque las primeras no estarán finalizadas hasta el año que viene.

Por si acaso, hay diseñado un plan con soluciones intermedias, que podrían ir desde el uso de módulos prefabricados (ya usados en Cataluña), hasta la puesta en marcha de medidas como el seguimiento telemático del control de presos (pulseras controladas por GPS, por ejemplo).

Vía20minutos.

Anuncios