Son  vecinos de Sant Marti (Barcelona) y cuidadores de colonias de gatos del barrio. Desde hace unos meses, estan intentando salvar los gatos de una muerte segura por las obras de AVE. Se calcula que hay entre 300 y 500 gatos  que viven en las vías del tren, en donde en breve, empezarán a trabajar las máquinas. Ya han matado muchos gatos por la construcción de la nueva línea de metro en la Rambla Prim, y ahora quieren evitar otra masacre.

Tan solo piden una firma. Qué te cuesta?

Mistica se suma también a esta estupenda iniciativa.

Anuncios