Se ruega encarecidamente a todas las secretarias de esta Empresa que, para evitar malentendidos y sus posibles consecuencias, que podrían ser nefastas para el encargado de la fotocopiadora (casado y con un hijo), pues podrían costarle el divorcio, e incluso graves alteraciones físicas, tengan a bien, al escribirle las notas adjuntando documentos, o al hablar con el solicitándole fotocopias, lo hagan con propiedad y completando las frases como deben ir, ya que con frecuencia y debido al mal uso de la lengua española, se han llegado a producir situaciones “embarazosas” para el encargado de la fotocopiadora que nos ha hecho llegar sus quejas.

A título de ejemplo, se citan algunas notas y frases remitidas por las secretarias:

Por favor, Pepe, házmelo lo más deprisa posible, que también está esperando el jefe!

Pepe, házmelo como la otra vez, anda!

Hazme cuatro rapidito, pero bien, como tú sabes!

Pepe, por las dos partes, y fíjate bien, que por detrás tiene que entrar todo!

Anda Pepe, primero a mí, que lo mío es más urgente!

Sácamela que se vea lo mejor posible!

Pepe, despacito pero que salga bien!

Y la más reciente de todas, estando la fotocopiadora ocupada haciendo bastantes fotocopias, una, apurada, va y le dice:

Ay Pepe, con la prisa que me corre, ¿no me la puedes meter y me lo haces en un momentito? Anda hombre, por favor, métemela en medio sin que nadie se entere.”

Ni decir tiene que se lo hizo y que nadie se enteró, pero por favor, no le pongan en más apuros.

Vía Pitoche.

Anuncios