Hay que ser gilipollas para hacer estos experimentos. Sí, ya sé que más de uno en sus tiernas edades ( ó no tan tiernas) habrá probado lo de tirarse un pedo y acercarse un mechero.

En cuanto el gas es expulsado, la cosa consiste en acercarse el mechero encendido y comprobar como el metano que sale por el ojete, se transforma en una “Great ball of fire”. Señores…!!! Eso se hace siempre con el pantalón tejano ó en su defecto de tela gruesa, puesto, puesto, no con el culo al aire…

El de la foto de abajo, tomo buena nota de la lección aprendida.

Anuncios